Sergio Gómez es el ganador del VII Premio El Barco de Vapor – Chile 2012

Por unanimidad resultó ganador del0VII Premio El Barco de Vapor Chile 2012 la novela Los increíbles poderes del señor Tanaka, del autor Sergio Gómez Mardones. La decisión concitó el absoluto acuerdo del jurado integrado por Verónica Abud, gerente general de Fundación La Fuente; Karla Eliessetch, Coordinadora de Gestión del Plan Nacional de Fomento de la Lectura del Consejo Nacional del Libro y la Lectura; Roberto Contreras, coordinador de Lenguaje de Desarrollos Educacionales; Sebastián Garrido, editor, y Sergio Tanhnuz, editor.
 

El jurado dijo de la novela:

“Está narrada de una forma ágil, rítmica y estéticamente valorable. Se destaca la presencia de un personaje central del todo atractivo, el misterioso y entrañable señor Tanaka, un japonés que llega a vivir a una caleta del modo más discreto y silencioso y que cuenta con la habilidad de predecir el clima y ciertos eventos catastróficos relacionados. El relato se extiende en un periodo de más de treinta años y entonces, el narrador se ve obligado a practicar algunos juegos temporales, que maneja con maestría. Tanto los personajes como la trama son atrayentes y en la fluidez de las secuencias se adivina el oficio del escritor. No menos meritoria es la vinculación que los hechos de la novela mantienen con sucesos cercanos a los eventuales lectores (terremoto y maremoto de 2010) y que hacen parte de la lógica misma de la literatura infantil y juvenil. El texto maneja con talento distintos tonos, que van de la narración más objetivista, con toques de crónica, hasta momentos más introspectivos, reflexivos y evocativos, configurando así un escrito de gran literalidad” (Verónica Abud, gerente general de Fundación La Fuente).

“Tiene fluidez narrativa y un tratamiento literario de hechos históricos que logra insertarse adecuadamente en el universo de ficción del relato. Interesante narrador en primera persona, que reconoce los hechos desde afuera y de pronto da mayores pistas sobre el protagonista, lo que da un buen manejo el suspenso y ritmo del relato. El protagonista, Tanaka, marca el ritmo de la historia, con sus acciones y silencios y genera empatía del lector con la temática de la tragedia, la pérdida, la tristeza, la melancolía. Conmueve y es verosímil. Presenta interesantes saltos de tiempo que van hilando la historia (Karla Eliessetch, coordinadora de Gestión del Plan Nacional de Fomento de la Lectura del Consejo Nacional del Libro y la Lectura).

“Destaca en varios sentidos como un libro completo: tiene fluidez narrativa y un lenguaje adecuado que posibilita el despliegue de recursos ajustados a una historia que cruza la vida del protagonista rescatando un espacio de infancia a través de un personaje altamente interesante como es el japonés Tanaka. Dicho rescate conjuga un contexto histórico desde la perspectiva de los terremotos y se hace cargo de las marcas que deja este en el inconsciente colectivo. El tema puede ser complicado, pero consigue envolver con su propuesta y salir airoso, como se verá al final de la novela.  Componer un libro con estas características es una saludable apuesta para ocupar un sitial muy potente dentro del panorama narrativo actual, cuestión que se confirma una vez que revelamos el nombre de su autor, pues Sergio Gómez es a estas alturas uno de los escritores que no solo publica libros juveniles, sino que también cobra lectores exigentes, pensantes, alejados de las subestimaciones propias del género” (Roberto Contreras, coordinador de Lenguaje de Desarrollos Educacionales).